martes, 8 de junio de 2010

Trabajo Las aventuras de Huckleberry Finn

BIOGRAFÍA DE MARK TWAIN

Mark Twain es el seudónimo de Samuel Langhorne Clemens. Nació en Florida, Estados Unidos, el 30 de noviembre de 1835. Fue un famoso humorista y escritor.

Mark Twain nació en Florida (EEUU) porque sus padres se habían mudado cerca de su tío John, el cual tenía una tienda, una granja y alrededor de veinte esclavos negros. A los cuatro años se mudó a Hannibal (Misuri), donde hizo sus primeros estudios. Twain se inspiró en Hannibal para crear San Petesburgo, el pueblo que aparece en “Las aventuras de Tom Sawyer” y “Las aventuras de Huckleberry Fin”. Misuri era un estado esclavista en esa época, por lo que más adelante el escritor hablaría de la esclavitud en sus novelas.

Con 16 empezó a escribir pequeños relatos de aventuras en el Journal de Muscatine, del que su hermano mayor Orion era el dueño.


Más adelante condujo un barco de vapor y en la Guerra de Sucesión se hizo minero de plata, pero no tuvo suerte. Después de esta fallida profesión se hizo periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City.


En 1870 se casó con Olivia Lingdon, hija de un progresista que ayudaba a escapar a muchos esclavos.

Como se ve, el autor estuvo muy vinculado a la esclavitud, por lo que no es de extrañar que éste fuera un tema que tratara en sus novelas.

PERSONAJES


Hucleberry Finn. Es el protagonista de la novela. Huck es el hijo de un alcohólico que le maltrata y huye de él. En la novela, el chico navega por el río Mississippi con el esclavo de la señorita Watson, Jim, con el que vive grandes aventuras. Es el mejor amigo de Tom Sawyer, con el que ayuda a Jim a escapar de su esclavitud. Me parece un personaje luchador y de buen corazón. Con él se puede apreciar lo valiosa que es la amistad.

Tom Sawyer. Es el mejor amigo de Huck. Es un chico muy imaginativo y con muchas ideas, las cuales las saca de los libros que lee. Todas sus acciones las hace basándose en las novelas de aventuras que lee. Pienso que aunque a veces sus ideas no sean muy buenas, no lo hace con mala intención. Le veo como un personaje muy convincente con el resto del grupo de niños.

Jim. El esclavo de la señorita Watson que huye con Huck, con el que tiene grandes aventuras. Jim le coge un gran aprecio a Huck.


ESTILO DE LA OBRA


Es una obra en la que no se cuida mucho el aspecto y que se usan muy a menudo las exageraciones, ya que el narrador es un chico de pueblo y el autor quiere darle al personaje la imagen inocente de un niño frente al tópico de la incultura de la gente de pueblo.


CONSTRUCCIÓN DE SENTIDO


En mi opinión, esta obra refleja la personalidad del autor por lo que sé de su biografía, ya que, como he dicho antes, era humorista, y la novela tiene varios toques de humor. Por otro lado, pienso que se puede saber algo sobre el punto de vista del autor sobre Hannibal, el pueblo donde creció porque el pueblo de la novela está inspirado en ese lugar.


Creo que el autor quiso “meter” algo de su personalidad en Huck, y debido a eso le ha salido un personaje tan simpático y al que entendemos sin apenas dificultad.

jueves, 3 de junio de 2010

Alfonsina Storni

Alfonsina Storni era una poeta y escritora suiza, aunque con solo cuatro años se fue a vivir a Argentina. Desde muy niña trabajó de maestra y empezó a hacer sus primeros poemas con el pseudónimo de Tao Lao.


Logró varios premios literarios importantes, los que le convirtieron en una escritora muy conocida en todos los países latinoamericanos.

Sus obras más conocidas fueron “Languidez”, “El dulce daño” y “La inquietud del rosa”.

En 1938 se suicidó ahogándose en el Mar de Plata por la impotencia ante el dolor del cáncer que sufría. Hay varias versiones, una dice que se fue metiendo lentamente en el mar, otra dice que se tiró. La noche anterior escribió su último poema llamado “Voy a dormir”.

VOY A DORMIR
Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación; la que te guste;
todas son buenas; bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes...
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides... Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido...

miércoles, 19 de mayo de 2010

Mi experiencia con el teatro

Desde pequeña me ha gustado mucho el teatro, y siempre que puedo procuro tener contacto con él sea delante o detrás del telón.



Dicen que la gente empieza a tener recuerdos a partir de los tres o cuatro años. No recuerdo muy bien mis días por esa época (me imagino que me pasa como a todos, ¿no?), pero, sin embargo, me acuerdo de mi primera obra de teatro, yo participaba en ella, y la hacía con mi escuela (creo recordar que Vicky también participaba). Hacía de una gotita de agua, sin embargo yo ya me sentía como una actriz famosa o algo por el estilo. Después de esa nueva experiencia, mis padres vieron que me gustaba bastante el teatro, y me empezaron a llevar a obras infantiles.


Después hice dos obras con el taller de teatro del Onésimo Redondo (ahora es el Prado), mi colegio por un tiempo.


Cuando ya crecí deje este mundillo de lado, pero como mis padres conocían a las personas que participaban en el Taller de Teatro de Pinto, a veces hacíamos cosas juntos como chirigotas en Carnaval, carrozas en Reyes, etc. y como pasaba mucho tiempo en su local, siempre curioseaba e investigaba algunos guiones, decorados, la caja del maquillaje y lo que más me gustaba, los trajes y disfraces. Yo sabía que no debía tocarlos, pero cuando nadie nos miraba, otros chicos y yo nos disfrazábamos e improvisábamos.


Cuando era más mayor, mis padres me llevaron a ver más obras del Taller, como las obras Tócala otra vez, Sam o Brujas.


Me gustaba estar en producción para ver los ensayos, ayudar en lo que pudiera. Por eso estuve ayudando en los ensayos de la obra Artaud, Rien de Rien. No pude ir al estreno de esta obra, sin embargo, me la sabía de memoria, y todavía recuerdo algunas escenas. Además, gracias a esta obra, empecé a interesarme por la cantante Edith Piaf. Es una obra muy interesante, que habla de un burdel en los tiempos de la guerra, y de una niña judía a la que tienen que proteger allí de los nazis.

Después seguí en la producción de la obra Brujas, de la que hablé hace tiempo en una de las entradas. Esta obra, escrita por Santiago Moncada, la han representado hace poco las actrices Lara Dibildos, Juncal Rivero, Arantxa del Sol, Carla Duval y Cristina Goyanes. El Taller de Teatro no está representándola últimamente y no sé si estas actrices la están representando, pero os recomiendo que si os enteráis de alguna fecha, vayáis a verla, porque merece la pena.
TRAILERS
Artaud, Rien de Rien:
http://www.youtube.com/watch?v=9yCTSTIANmk
Brujas:
http://www.youtube.com/watch?v=e2_1ByKbW_4

jueves, 6 de mayo de 2010

Leonidas Yerovi


Leonidas Yerovi Douat era un poeta, dramaturgo y periodista peruano que solo vivió 35 años y murió asesinado. Aunque muriera pronto dejó una enorme colección de poemas más bien del estilo modernista. También escribió teatro, por lo que se convirtió en una de las figuras más importantes de la literatura dramática peruana de comienzos del siglo XX. Era autodidacta por lo que no pasó por ninguna universidad. Se dedicó toda su vida al periodismo y a la literatura.
Yerovi era muy querido por la simpatía y gustaba a muchas mujeres. Le gustaban mucho las actrices, y se enamoró de una actriz argentina llamada Ángela Argüelles, pero al arquitecto Manuel José Sánchez también le gustaba la actriz, y, presa de los celos, le disparó cuatro tiros en la puerta del local de La Prensa. Yerovi fue llevado por sus amigos en coche al puesto asistencial de la Plaza San Marcelo desde donde lo llevaran a la clínica Maison de Santé por la gravedad de las heridas. Fue trasladado en camilla por las calles de Lima y la gente les siguió al enterarse que se trataba del poeta. Pero las heridas eran de gravedad y Leonidas murió dos horas después en la clínica.



RECÓNDITA
Como un ir y venir de ola de mar,
así quisiera ser en el querer,
dejar a una mujer para volver,
volver a una mujer para empezar.
Golondrina de amor en anidar
huir en cada otoño del placer
y en cada primavera aparecer
con nuevas tibias alas que brindar.

Esta, aquella, la otra... Confundir
de tantas dulces bocas el sabor
y al terminar la ronda repetir.
Y no saber jamás cuál es mejor
y siempre, ola de mar, ir a morir
en sabe Dios qué playa del amor.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Un futuro best-seller

Lunes a las 8:30 de la mañana, llego a clase pensando que después de la pila de libros que me tengo que leer del instituto quiero leer una colección que me llamó bastante la atención, cuyo nombre no recordaba.
Estoy sacando mis cosas de la mochila cuando Sandra le devuelve a María un libro "Qué extraño" pienso, "juraría que era el que quiero leerme yo. Venga Noe, despierta, que tienes un sueño que te hace ver cosas". Pero derrepente me fijo y veo a Sara leerse el mismo libro. Me acerco a ella y le pregunto:
-Sari, ¿qué libro es?
-"A tres metros sobre el cielo", está muy bien.
Increíble, el libro que quería leer
-Pero, ese no es el primero de la colección, ¿no?
-Sí, es este
-Ah, vale
Viene Isabel y me siento en mi sitio, miro a mi lado y veo que María le da a Ángela el mismo libro que Sandra le dio a ella. Miro el libro.
-¿Es el de "A tres metros sobre el cielo"?
-Sí, tía, es precioso.


Vale, ¿qué pasó ese día? Decido leer un libro y lo empieza a leer todo el mundo. No sé lo que pasaría, pero para que sea un libro que le guste a todo el mundo tiene que ser bueno, ¿no?
Yo voy a leerlo, y si alguien más va a leerlo, le invito a que lo lea, porque tiene buena pinta, y la historia continúa.
"A tres metros sobre el cielo", de Federico Moccia
P.D.:¡YA PUEDO VOLVER A MIS COLORIDAS ENTRADAS! ¡YUHU!

martes, 27 de abril de 2010

Elijo... a Huckelberry Finn


Bueno, mejor dicho elijo a Mark Twain, porque me ha parecido un autor muy simpático y alegre, por algo era humorista, ¿no? No se si me llamó la atención porque era más bien el polo opuesto a Edgar Alan Poe y Michel habló de él después de ese autor al que tanta manía tengo, el caso es que quiero leer esa novela y ver la alegría que seguro que se refleja en su novela. Ya os contaré mi aventura con Huckleberry, y más adelante, aunque Luisa me haya dicho que es un poco más infantil, leeré a Tom Sawyer.


Por cierto, ¡¡ya puedo subir fotos y poner la letra en negrita y cursiva!! ¡Por fin!

lunes, 26 de abril de 2010

Muere Alan Sillitoe

Ayer murió Alan Sillitoe, con 82 años. Una de sus novelas más conocida fue "La soledad del corredor de fondo". Era autodidacta, hijo de padre analfabeto, de origen humilde. Era uno de los novelistas más emblemáticos de la Gran Bretaña de la posguerra. Su ideología le hizo rechazar premios literarios.

Seguidores